Saltar al contenido
Página web » Blog » Belleza » Medicamentos eficaces contra el acné: ¿cuál elegir? ¿Qué debe contener?

Medicamentos eficaces contra el acné: ¿cuál elegir? ¿Qué debe contener?

El acné no solo afecta negativamente su vida social, apariencia, sino también su salud mental. A menudo puede causar una disminución de la autoestima, por lo que vale la pena saber qué medicamentos y suplementos dietéticos pueden ayudarnos a lidiar con este problema.

Remedio eficaz para el acné

Un medicamento poderoso para el acné con receta médica, ¿cuál elegir?

Los medicamentos recetados más comunes para el acné incluyen antibióticos y retinoides. Los antibióticos son el tratamiento más común para el acné moderado a severo en adolescentes y adultos. Funcionan combatiendo las bacterias que causan infecciones en los poros de la piel. Estos medicamentos se pueden tomar por vía oral o aplicar directamente sobre la piel.

Remedio para el acné de venta libre

Los medicamentos para el acné de venta libre están disponibles en una variedad de formas, incluyendo cremas, lociones y geles. Se aplican directamente sobre la piel. El principio activo de estos fármacos suele ser peróxido de benzoilo o ácido salicílico.

El peróxido de benzoilo es un ingrediente en muchos productos de venta libre que combaten el acné. Funciona matando bacterias y reduciendo la inflamación. Está disponible en diferentes concentraciones, pero lo mejor es comenzar con uno de los porcentajes más bajos (2,5%) para evitar la irritación hasta que la piel se adapte al tratamiento.

El ácido salicílico es otro ingrediente que contienen las preparaciones para el acné. Exfolia las células muertas de la piel y ayuda a relajar los puntos negros, por lo que se pueden eliminar más fácilmente lavándolos solo con agua. Debido a que el ácido salicílico no es tan potente como el peróxido de benzoilo, puede ser más adecuado para la piel sensible.

A nuestra disposición también están las tabletas para el acné sin receta, es decir, suplementos dietéticos. Ganan gran popularidad debido al hecho de que apoyan nuestra piel en muchos niveles. Proporcionan un nivel adecuado de hidratación, previenen el envejecimiento de la piel, reducen la secreción excesiva de sebo por las glándulas sebáceas, eliminan los puntos negros y cualquier imperfección creada en la superficie de la piel. Ejemplos de tales suplementos son:

Remedio para el acné de venta libre

Medicamentos para el acné de un dermatólogo

La mayoría de las personas con acné pueden obtener excelentes resultados mediante el uso de productos de venta libre como suplementos dietéticos. Sin embargo, si tiene acné persistente que no responde a estos productos, o si sufre de otras afecciones de la piel como rosácea o eccema cuyos síntomas empeoran con el tiempo, puede ser el momento de consultar a un dermatólogo.

Un dermatólogo puede recetar una variedad de medicamentos para el acné, que incluyen: Antibióticos. Son un elemento importante del tratamiento del acné porque matan las bacterias en la piel que causan granos, previenen enfermedades de la piel y son de naturaleza antiinflamatoria y antibacteriana. El antibiótico más común utilizado para tratar el acné es la tetraciclina. Puede causar efectos secundarios como náuseas, vómitos y diarrea, por lo que solo debe usarse con el permiso de un médico.

El mejor ungüento para el acné: ¿qué ingredientes buscar?

Los ungüentos destinados al cuidado de la piel del acné son un elemento muy importante de cuidado. No solo los cosmetólogos lo saben, sino también los pacientes. No es diferente en el caso de la piel seca, atópica o cuperósa.

Teóricamente, puedes aplicar cualquier ungüento cremoso, pero es mejor apostar por productos diseñados específicamente para el cuidado de la piel facial problemática. Los productos de este tipo tienen un amplio espectro de acción, desde la inhibición de la remodelación epidérmica hasta la inhibición de la secreción de sebo. Lo más importante es prevenir una reacción alérgica de la epidermis, por lo que lo mejor es renunciar a los cosméticos sensibilizantes y reemplazarlos con preparaciones seguras que contengan ingredientes como:

  • Retinol
  • Ácidos AHA y BHA
  • Niacinamida
  • zinc
  • extractos de plantas (por ejemplo, regaliz o caléndula)
  • ácido hialurónico

Por lo tanto, a la pregunta de qué ungüento para el acné sin receta es el mejor, la respuesta puede ser solo una: puede comprar los mejores ungüentos para el acné en la farmacia. Son recomendados por dermatólogos y utilizados todos los días en consultorios de medicina estética.

El mejor ungüento para el acné

Ungüento con antibiótico para el acné sin receta médica

Si no está satisfecho con los métodos actuales para combatir el acné, vale la pena verificar si el ungüento antibiótico será la alternativa adecuada para usted. Los ungüentos hechos de sustancias específicas pueden traer los efectos deseados y ayudar en la lucha contra el problema básico, que es el acné. Antes de llegar a tales medios, vale la pena verificar su acción e información detallada sobre qué son realmente los ungüentos con antibióticos.

Para el acné leve a moderado, se puede usar un ungüento antibiótico como eritromicina o clindamicina, que ayuda a reducir la cantidad de bacterias en la piel y reducir la inflamación. Sin embargo, se debe evitar el uso de ungüentos que contienen azufre, ya que pueden empeorar la condición del acné. A los pacientes con formas más graves de acné se les pueden recetar retinoides tópicos.

Tabletas para el acné para adultos

Las píldoras para el acné son una excelente manera de deshacerse de las espinillas sin la necesidad de productos químicos agresivos y tratamientos costosos. También son extremadamente versátiles, ya que hay muchos tipos de ellos disponibles para personas con diferentes problemas y tipos de piel. Algunas píldoras pueden eliminar el acné leve en solo dos semanas y los brotes graves en un período un poco más largo, pero hable con un dermatólogo antes de probarlas, ya que el contenido de ingredientes activos es definitivamente más alto que en el caso de los medicamentos utilizados en adolescentes.