Saltar al contenido
Página web » Blog » Nutrición y actividad física » Dónde empezar a perder peso: métodos y consejos prácticos

Dónde empezar a perder peso: métodos y consejos prácticos

La pérdida de peso es un proceso que requiere paciencia y regularidad. No siempre es fácil comenzar a perder peso, por lo que vale la pena conocer algunos consejos prácticos que te ayudarán a perder peso de manera efectiva. ¿Por dónde empezar? ¿Cómo elegir una dieta y ejercicio? Intentaremos responder a estas preguntas en este artículo

Dónde empezar a perder peso

¿Por dónde empezar a perder peso?

Los consejos prácticos para perder peso pueden ser útiles para cualquier persona que quiera comenzar su aventura con la pérdida de peso. Pero, ¿por dónde empezar? ¿Qué será apropiado en la etapa inicial y qué es lo que más bien se evita? ¿Cómo comenzar a reducir adecuadamente el peso corporal? Empecemos por no ir a los extremos. No tiene sentido morirse de hambre o usar algunas dietas restrictivas, que probablemente no podrá mantener de todos modos. El adelgazamiento debe ser un proceso gradual y pequeños pasos para alcanzar la figura soñada. Por eso vale la pena evitar menús que sean restrictivos y que pongan tu vida patas arriba. Para empezar, trate de comer 4 comidas al día, y coma la última comida a más tardar a las 18.00-19.00. Al principio, la tentación de picar entre comidas será enorme, y aquí debe mostrar una fuerte voluntad. Recuerda comer regularmente, no solo cuando tengas hambre. Las comidas deben ser variadas y ricas en verduras, ya que le proporcionarán la energía necesaria para el buen funcionamiento de su cuerpo.

¿Dónde empezar a perder peso después de los 40?

Muchas personas se preguntan cómo comenzar a perder peso después de los 40 años. Esta es la edad a la que nuestra actividad física no debe limitarse. Si no nos molesta ninguna lesión y somos capaces de seguir los entrenamientos presentados anteriormente, entonces esta es la forma más adecuada. Sin embargo, si hay algunas contraindicaciones, entonces el número de ejercicios debe reducirse. Perder peso después de los 40 años no es difícil, pero requiere más determinación, por lo que si se ha fijado un objetivo, ¡definitivamente podrá lograrlo!

¿Qué ejercicios para empezar a perder peso?

Muchas personas se hacen esta pregunta. La respuesta es simple: todo depende de la etapa en la que se encuentre. Si recién está comenzando, necesita saber una cosa: no es la cantidad lo que cuenta, sino la calidad del ejercicio.

La mejor manera de comenzar a perder peso en el gimnasio es aprender a usar el equipo y hacer los ejercicios correctamente para obtener el mayor beneficio de su entrenamiento. No necesariamente necesita saber cómo realizar ejercicios complejos, todavía habrá tiempo para esto. Al principio, haga todo lo posible para hacer los ejercicios lenta pero completamente.

El ejercicio cardiovascular es una excelente manera de estimular su corazón para que actúe y pierda algunas calorías. Algunos ejercicios cardiovasculares para principiantes incluyen caminar, trotar, correr, andar en bicicleta y nadar. Con el tiempo, su condición comenzará a aumentar y luego habrá el momento adecuado para intensificar sus entrenamientos.

Los ejercicios que deben incluirse en su plan de entrenamiento al principio son: sentadillas, abdominales, entrenamiento con una cuerda para saltar. Si a esto le sumas actividades que se han descrito anteriormente, como trotar, nadar o andar en bicicleta, ¡será el primer paso para el éxito! Los suplementos dietéticos para la pérdida de peso también pueden ser una buena solución. Apoyarán el proceso de pérdida de peso y, además, proporcionarán al cuerpo los nutrientes necesarios. Podemos utilizar suplementos como las tabletas BurnBooster o el té adelgazante «Hai Matcha».

Dónde empezar a perder peso - ejercicio

7 consejos prácticos – cómo empezar a perder peso en casa

El proceso de pérdida de peso debe planificarse adecuadamente para evitar el efecto yo-yo. La quema de grasa demasiado rápida puede no ser muy efectiva, porque quemar kilogramos innecesarios vendrá rápidamente, pero con la misma rapidez estos kilogramos volverán a nosotros. Por lo tanto, la motivación que nos ayudará a perder peso no debe basarse en la velocidad de las acciones, sino en su regularidad. Comience su camino hacia una figura delgada con un estilo de vida saludable, deje de comer comida rápida y su objetivo será mucho más fácil de lograr. A continuación le presentamos un ejemplo de plan de acción. Algunos consejos prácticos para comenzar tu dieta y hábitos alimenticios saludables.

1. Coma alimentos saludables

El primer paso en cualquier programa de pérdida de peso es seguir una dieta equilibrada que consiste en productos frescos, saludables y sin procesar. Apégate a lo básico: frutas y verduras, carnes magras, granos enteros y legumbres. Evite los alimentos procesados tanto como sea posible.

2. Bebe más agua

Beber agua es una forma sencilla de acelerar su metabolismo. Los estudios muestran que las personas que beben agua antes de comer consumen muchas menos calorías que las que se saltan la actividad por completo. Beber agua también puede aumentar el número de calorías quemadas como parte de las funciones básicas del cuerpo.

3. Limitar el consumo de alcohol

El alcohol se puede beber con moderación, pero contiene calorías que se acumulan rápidamente sin proporcionar ningún valor nutricional. Además, puede interferir con el sueño y reducir las inhibiciones, lo que provoca atracones al día siguiente. Limite su consumo a una o dos bebidas a la semana si es mujer, o dos o tres bebidas si es hombre.

4. Empieza a cocinar

Cocinar en casa le permite controlar los ingredientes de sus comidas, por lo que puede evitar aditivos poco saludables como el azúcar y los edulcorantes artificiales.

5. Más ejercicio físico.

Trate de caminar al menos 30 minutos al día. Gracias a esto, aumentarás tu metabolismo y quemarás calorías más rápido. Para deshacerse de la capa de grasa más rápido, agregue ejercicios más intensos, como correr o nadar.

6. Menos carbohidratos

Coma menos alimentos ricos en carbohidratos: pan, cereales, papas, arroz, pasta y dulces. Reemplácelos con alimentos proteicos: carne, pescado, huevos y productos lácteos.

7. Objetivos e implementación

Es importante entender que la pérdida de peso no puede ocurrir de la noche a la mañana. Este es un proceso a largo plazo que requiere paciencia, dedicación y fuerza de voluntad. Lograr su objetivo será mucho más fácil si desarrolla un plan detallado y se adhiere a él sin importar qué. Determine su requerimiento diario de calorías y redúzcalo en un 10-15%. No es bueno perder más de 2 kg por semana, por lo que es mejor reducir la ingesta de calorías gradualmente.