Saltar al contenido
Página web » Blog » Belleza » Acné rosácea: síntomas y métodos de control

Acné rosácea: síntomas y métodos de control

La rosácea es una enfermedad crónica de la piel que se manifiesta en una erupción en la cara y una enorme sensibilidad en toda su superficie. Los rubores y los ojos rojos llorosos también son síntomas típicos de esta enfermedad, que muchas personas encuentran embarazosa y difícil de superar. Echemos un vistazo más de cerca a cuáles son las causas y los métodos para combatir esta dolencia.

Rosácea

¿Qué es la rosácea? Síntomas

La rosácea es una enfermedad común de la piel que afecta la cara. Causa enrojecimiento, eczema e irregularidades en la piel. No es contagioso, pero puede ser embarazoso y afectar su autoestima. A menudo, las personas afirman erróneamente que esta dolencia le sucede a las personas más bien mayores. Nada más lejos de la realidad. Es una condición crónica que nos puede pasar a cualquier edad.

Los síntomas de la rosácea varían de persona a persona, pero generalmente incluyen enrojecimiento de la cara, generalmente las mejillas, la nariz y la barbilla. Algunas personas también tienen vasos sanguíneos pequeños y visibles (telangiectasia). El enrojecimiento puede convertirse en pústulas o pápulas purulentas, que al principio pueden parecer delicadas, sin embargo, cuando las frotamos con un dedo, resulta que su estructura es muy áspera. Además, puede haber una hinchazón significativa debajo de los ojos.

Rosácea – clasificación

Forma telangiectática-eritematosa: caracterizada por eritema, enrojecimiento persistente y vasos sanguíneos visibles en la cara. También puede causar una sensación de ardor o escozor.

Rosácea papular-pustulosa: caracterizada por enrojecimiento y protuberancias en la piel de la cara (pápulas). En algunos casos, estos bultos se llenan de pus.

Acné ocular rosácea: esta forma se manifiesta por picazón o ardor en los ojos junto con enrojecimiento de la conjuntiva.

Forma con dominancia de lesiones hipertróficas: Hay engrosamientos de la piel con una estructura irregular junto con nódulos en su superficie. Este tipo de acné afecta con mayor frecuencia a los hombres.

Rosácea – causas

Las causas exactas no se han establecido y la medicina no es capaz de determinar cuál es la génesis de esta enfermedad. Pero, ¿qué sabemos de ella? Es multifactorial y existen ciertas condiciones que favorecen la aparición y desarrollo de esta enfermedad.

Las principales causas incluyen:

  • predisposición genética
  • trastornos hormonales
  • problemas con el sistema inmunitario
  • hiperreactividad de los vasos sanguíneos
  • tomar ciertos medicamentos
  • problemas con el sistema digestivo

Debido al hecho de que los problemas hormonales contribuyen en gran medida a la aparición de esta enfermedad, afecta a las mujeres con más frecuencia que a los hombres.

Rosácea – ¿Es posible curar?

Desafortunadamente, la rosácea es una enfermedad crónica que no se puede curar al 100%. Sin embargo, si seguimos las recomendaciones médicas e introducimos un «tratamiento general», existe la posibilidad de que los síntomas se alivien significativamente.

¿Cómo tratar la rosácea?

Aunque la rosácea es una enfermedad de etiología no completamente explicada, existen tres tratamientos principales utilizados para mejorar la calidad de vida de las personas con lesiones de acné en la cara: tratamiento causal, tratamiento tópico y tratamiento general. Estas terapias funcionan mejor cuando los pacientes evitan los factores asociados con la formación o exacerbación del acné, como el alcohol, el tabaquismo, el café, los alimentos picantes y la radiación UV.

El tratamiento de la rosácea debe ser individualizado dependiendo de su gravedad y tipo. La rosácea leve se puede controlar con terapias tópicas como el metronidazol o el ácido azelaico. Para casos moderados a graves, se pueden recomendar antibióticos orales. Algunas personas con rosácea también se benefician de la terapia con láser o la terapia fotodinámica con luz roja.

Rosácea - cómo tratar

¿Cómo tratar la rosácea en el embarazo?

El tratamiento debe llevarse a cabo bajo la guía de un médico, un dermatólogo. Algunos medicamentos y tratamientos pueden afectar negativamente la salud durante el embarazo, por lo que vale la pena usar el consejo de un médico.

Cosméticos para la rosácea

Las personas que sufren de rosácea deben usar cosméticos cuya tarea es hidratar fuertemente y proteger contra factores externos como la exposición excesiva a la luz solar. En particular, deben evitarse los productos que contengan alcohol, fragancias, mentol y alcanfor. A continuación se muestra una lista de ingredientes que vale la pena buscar al elegir cosméticos.

Ingredientes adecuados para la piel vascular y la rosácea:

Ginkgo biloba – hace que las paredes de los vasos sanguíneos sean más elásticas, reduce su fragilidad, mejora la circulación en los capilares,

Ceramidas : aceleran significativamente la regeneración de la piel, además calman las irritaciones y la hinchazón, reconstruyen la barrera protectora de la piel

Árnica de montaña – fortalece las paredes de los capilares

Hamamelis – Sus propiedades mejoran el suministro de sangre a la piel, tiene propiedades antiinflamatorias

Vitamina C – fortalece y sella los vasos sanguíneos,

Rutina – reduce la permeabilidad de los vasos sanguíneos,

Castaño de Indias : estimula la circulación sanguínea, hace que los vasos sean más elásticos y fortalece,

Ácido azelaico : reduce el eritema, tiene efectos antiinflamatorios y antibacterianos.

También vale la pena usar la ayuda de suplementos dietéticos que ayudan a hidratar y nutrir la piel, tales como:

Dieta para la rosácea

Las personas que sufren de rosácea deben tener especial cuidado con su dieta, ya que algunos alimentos pueden provocar exacerbaciones y empeorar la condición. Se recomienda evitar los alimentos picantes, los cítricos, el alcohol y las bebidas con cafeína.

¿Qué debes comer?

Debe comer muchas frutas y verduras, ya que ayudan a mantener un tono de piel saludable. Además, muchas frutas son ricas en antioxidantes que ayudan a combatir el enrojecimiento y la irritación.

En particular, debe comer muchas sandías, manzanas y peras, así como moras, bayas y frambuesas. El té verde también es una excelente bebida porque tiene propiedades antiinflamatorias que ayudarán a calmar su piel.

Hierbas para la rosácea

Manzanilla – Tiene propiedades antiinflamatorias y reduce el enrojecimiento

Hierba de cola de caballo – Tiene propiedades antibacterianas, reduce la hinchazón y el enrojecimiento

Caléndula – contiene flavonoides, que son poderosos antioxidantes, ayudando a proteger la piel de los radicales libres

Abubilla común : ayuda a estrechar los vasos sanguíneos y mejora el tono de la piel

Bardana más grande : reduce las espinillas y reduce la psoriasis

Piretro – fortalece los vasos sanguíneos

Árnica de montaña : tiene antiinflamatorio y fortalece eficazmente los vasos sanguíneos

Knotweed de pájaro: alivia las irritaciones de la piel y acelera la cicatrización de heridas

Té verde – propiedades antioxidantes y limpiadoras

Flor de cono de hoja estrecha : aumenta la resistencia del cuerpo a las infecciones bacterianas y fúngicas

Sauce de flores pequeñas: apoya el equilibrio hormonal, reduce la secreción de sebo y regenera la epidermis

Ortiga – Limpia el cuerpo de toxinas y mejora la condición de la piel

Violeta tricolor : reduce las espinillas y las lesiones del acné