Saltar al contenido
Página web » Blog » Belleza » Acné juvenil – Causas, síntomas y tratamiento

Acné juvenil – Causas, síntomas y tratamiento

La vida de un adolescente está llena de estrés y cambio. Desde el momento en que se levanta por la mañana hasta el momento en que se va a la cama, el horario del joven está lleno de escuela, actividades extracurriculares, reuniones sociales y otras actividades. Esto significa que el cuerpo y la mente también están en constante movimiento. El sistema inmunológico del cuerpo está funcionando a su velocidad más alta, lo que puede conducir a una mayor producción de hormonas que causan la formación de acné juvenil. Por lo tanto, vale la pena saber cómo lidiar eficazmente con esta dolencia y cómo aliviar eficazmente sus síntomas.

Acné juvenil

¿Qué es el acné juvenil? Síntomas

El acné juvenil es una enfermedad crónica de la piel que ocurre en adolescentes que se acercan al final de la pubertad (pubertad). A menudo referido como «acné vulgar».Se manifiesta en forma de pequeños bultos rojos en la cara, el pecho, los brazos y la espalda. Debido a los cambios hormonales, hay un aumento del trabajo de las glándulas sebáceas y la sobreproducción de sebo, lo que causa el bloqueo de los conductos drenando las secreciones. La consecuencia de los poros obstruidos es la formación de estos engrosamientos, que a menudo pueden ir acompañados de puntos negros, así como de inflamación.

¿Qué tan común es el acné juvenil?

Este es un fenómeno muy común y se estima que ocurre en aproximadamente el 85% de las niñas y el 80% de los niños durante la pubertad. En personas individuales, la gravedad de los síntomas y la aparición crónica pueden variar.

Acné juvenil en niños

El acné juvenil en los niños puede manifestarse con lesiones cutáneas más intensas que en las niñas. Los poros de la piel de los adolescentes varones son particularmente sensibles a los efectos de la testosterona, que acelera la producción de sebo (una sustancia aceitosa que obstruye los poros). A menudo también hay acné en la espalda.

Acné juvenil en niñas

Los cambios hormonales asociados con la pubertad pueden causar estragos en la piel de las niñas, debido al rápido aumento de las hormonas androgénicas. Las niñas comienzan a madurar antes que los niños, y durante la pubertad, su cuerpo produce mayores cantidades de estrógeno y testosterona, lo que puede causar brotes. El aumento de la producción de hormonas significa una mayor producción de aceite y una mayor rotación de las células de la piel, lo que puede causar poros obstruidos.

Acné juvenil en la frente

El acné en la frente es común en los adolescentes porque hay glándulas grasas en la frente que pueden causar eczema. Pueden provocar cicatrices de acné y daño permanente a la piel. Los jóvenes deben tratar de evitar demasiado estrés y alimentos ricos en lácteos y grasas. También deben evitar los cosméticos que pueden irritar la piel, ¡como los lavados faciales que contienen alcohol!

Fotos de acné juvenil

Acné juvenil – causas

Hay muchos factores que tienen un claro impacto en la formación del acné. Los principales son:

  • Actividad hormonal
  • Exceso de sebo secretado por la piel
  • Estrés
  • Dieta inadecuada
  • Presencia de bacterias
  • Propiedades de las glándulas sebáceas y los folículos pilosos
  • Determinantes genéticos
  • Higiene inadecuada
  • Tamaño de los poros

Acné juvenil – factores exacerbantes

Hay factores que pueden aumentar los síntomas y la inflamación. Algunos de ellos se pueden evitar, por lo que vale la pena saber qué buscar. Los principales factores exacerbantes incluyen:

  • Dieta inadecuada
  • Exposición excesiva al sol
  • Algunos medicamentos
  • Estrés excesivo
  • Trastornos hormonales (en niñas en el período premenstrual)
  • Consumo de productos lácteos
  • Uso de estimulantes como alcohol o cigarrillos

Tratamiento del acné juvenil

El tratamiento del acné se puede hacer utilizando muchos métodos. Si los cambios en la piel no son graves, entonces podemos aplicar algunas medidas preventivas que nos ayudarán a combatir esta dolencia. Sin embargo, cuando aparece una gran cantidad de lesiones de acné en la piel de un adolescente, en la parte media de la cara, el pecho y la espalda hay una secreción intensa de sebo y queratosis excesiva en el área de las glándulas sebáceas, en este caso requiere una visita a un dermatólogo. La multiplicación de bacterias dentro de estas glándulas puede aumentar significativamente la gravedad del acné, por lo que el médico debe decidir qué forma de tratamiento es mejor tomar.

Medicamentos para el acné juvenil

Se ha demostrado que los medicamentos más efectivos para el acné juvenil son las preparaciones tópicas con propiedades antiandrogénicas, como las que contienen peróxido de benzoilo, y los antibióticos orales. El peróxido de benzoilo es un ingrediente que se puede encontrar en muchos medicamentos para el acné de venta libre. Funciona reduciendo el tamaño de los poros de la piel y, por lo tanto, limitando la cantidad de bacterias que pueden entrar en ellos y causar acné. La desventaja de este ingrediente es que puede resecar la piel, especialmente si ya usa productos para pieles sensibles.

Los antibióticos tópicos funcionan de manera similar al peróxido de benzoilo, evitando que las bacterias entren en los poros y causen brotes de acné. Deben usarse con precaución, ya que pueden aumentar el riesgo de desarrollar cepas resistentes de bacterias como resultado del uso continuo. Además, si está tomando antibióticos orales para otras dolencias, siempre debe informar a su médico sobre cualquier otro medicamento que esté tomando para que pueda llevar a cabo una evaluación adecuada del riesgo de interacciones entre ellos.

Remedios caseros para el acné juvenil

A continuación se presentan algunos remedios caseros y consejos para reducir los síntomas de esta condición desagradable:

  • Mantenga su cara limpia lavándola regularmente con agua tibia y un limpiador suave.
  • A menudo lave las fundas de almohada: a las bacterias del acné les encanta multiplicarse en tales lugares.
  • No se toque la cara para no transferir impurezas de las manos a los poros
  • Intente usar un tónico después de lavarse la cara con agua para eliminar cualquier bacteria que no haya sido eliminada por el agua en sí.
  • Cada pocos días, use una preparación exfoliante: esto ayudará a deshacerse de las células muertas de la piel y el exceso de grasa que bloquean los poros y causan acné.
  • Coma menos azúcar: puede causar una producción excesiva de aceite
  • Beba mucha agua: esto ayudará a eliminar las impurezas del interior de la piel.
  • Lávese la cara con un tónico a base de pepino: el pepino apoya la regeneración de la piel. Para preparar este tónico solo necesitarás un pepino, una cucharada de miel y una pequeña cantidad de agua. Basta con rallar el pepino en un rallador y luego mezclarlo con el resto de los ingredientes. Después de esperar 2-3 horas, la solución está lista para su uso.
Acné juvenil - remedios caseros

Cosméticos para el acné juvenil

Las preparaciones seleccionadas incorrectamente pueden tener el efecto contrario. Una persona que lucha contra el acné debe comprar una emulsión o espuma para lavar, una crema hidratante y una preparación de cuidado que contenga ingredientes que no solo cuiden, sino que también curen, mejoren la apariencia de la piel y aceleren su regeneración. Los mejores productos para el acné juvenil contienen pantenol (vitamina B) y vitamina E: ambas sustancias tienen un efecto calmante y reconstruyen las células epidérmicas. La hidratación también es importante para reconstruir la capa lipídica natural, por lo que vale la pena usar cosméticos que contengan aceites vegetales (manteca de karité, aceite de aguacate) y glicerina. Un ingrediente importante también es el zinc, que tiene un efecto antiinflamatorio, regula la secreción de sebo, acelera la curación de las lesiones cutáneas y tiene un alto factor de protección solar.

En la lucha contra el acné, los suplementos dietéticos también pueden ayudar, que son responsables de la hidratación adecuada de la piel y la reducción de cualquier imperfección y decoloración. Estos pueden ser suplementos como:

Tratamientos para el acné juvenil

Cáscaras

  • Peeling por cavitación: eliminación de la epidermis muerta con agua y ondas ultrasónicas.
  • Peeling químico – Se aplica una sustancia adecuada a la piel, que exfolia las capas externas de la epidermis y estimula la reconstrucción del colágeno y la elastina. La mayoría de las veces, el ácido glicólico y el ácido tricloroacético se utilizan para este propósito.
  • Peeling mecánico: este puede ser un tratamiento llamado dermoabrasión o microdermoabrasión. La dermoabrasión limpia la piel, reduce los poros, reduce las cicatrices y las decoloraciones y elimina la epidermis hasta el nivel de la capa papilar. La microdermoabrasión consiste en exfoliar la capa externa de la epidermis y acelerar los procesos de su renovación aumentando el flujo sanguíneo en la dermis y la producción de fibras de colágeno y elastina.

Terapias con láser : con la ayuda de un láser, se elimina la capa superior de la epidermis y se contraen las fibras de colágeno en la dermis. Gracias a esto, hay una superficialidad significativa de cicatrices.

Mesoterapia con aguja : utilizando una serie de micrococlusiones, ácido hialurónico y vitaminas se introducen en la piel, cuya tarea es regenerar y estimular la piel para producir colágeno. Este tratamiento también tiene un efecto positivo en el aumento de la elasticidad y firmeza de la piel.

Radiofrecuencia de microagujas : estimula la piel para que se regenere utilizando micropunturas y ondas electromagnéticas de radiofrecuencia que hacen que la piel se caliente.

Dieta para el acné juvenil

Los años de la adolescencia (aproximadamente entre las edades de 10 y 18 años) son un período crítico para una nutrición adecuada, incluido el uso de una dieta equilibrada rica en frutas y verduras. Comer una variedad de alimentos saludables no solo es importante para la salud en general, sino que también ayuda al cuerpo a producir cantidades suficientes de hormonas y la cantidad óptima de sebo (una sustancia aceitosa secretada por las glándulas sebáceas que ayuda a mantener niveles adecuados de hidratación para el cabello y la piel). Durante este período, el cuerpo tiene una mayor necesidad de ácidos grasos esenciales (especialmente omega 3), que se pueden encontrar en el pescado y las nueces, así como zinc, que es abundante en productos como la carne roja, los huevos y los crustáceos. Además de los nutrientes mencionados anteriormente, la vitamina C, que se encuentra en frutas como las naranjas, es importante para ayudar a reducir la secreción de sebo. Tampoco puedes olvidarte de los alimentos ricos en proteínas (carnes, pescados y mariscos) y de las frutas y verduras frescas.